Taberna Badila

Fotos: Madrid y yo.com

La Taberna Badila es un tesoro escondido en las laberínticas calles del centro, muy cerca de la plaza de Tirso de Molina, entre La Latina y Lavapiés. Es posible que la única forma de llegar hasta aquí sea la recomendación insistente de alguna fuente fiable (en este caso, nuestra querida Vera), y es que una vez lo has probado, no puedes dejar de recomendarlo y volver en buena compañía. Sin duda se ha ganado un merecido puesto en nuestra lista de restaurantes preferidos, y es que combina a la perfección la sencillez y el saber hacer de las tabernas tradicionales: una cocina basada en productos de mercado, frescos y de temporada y recetas clásicas adaptadas a los gustos de hoy, más ligera pero igualmente reconfortante. La decoración es acorde a su cocina, sencilla y muy acogedora, con paredes blancas y negras, mesas de madera de “las de antes” y una luz que inunda el local.

A mediodía hay menú todos los días, incluidos sábados y domingos e incluye primer y segundo plato (a elegir entre 6), postre y bebida, con una excelente selección de vinos. Además es apto para todos los bolsillos, con una relación calidad-precio insuperable: el menú son 12,50 euros entre semana, sábados 13,50€ y domingos 14,50€. Por la noche se puede pedir menú (14,50 euros) o tapear.

Una anécdota curiosa: encontraréis algún guiño en la taberna a Picasso, que según dicen vivió justo enfrente -identificareis el edificio por los azulejos dedicados a él en la fachada-; un motivo más para venir, por si era necesario… Y un aviso a navegantes: la taberna es pequeña y muy concurrida, se llena todos los días y no admiten reservas a mediodía, únicamente por la noche. Si queréis comer, acercaos como tarde, a las 2.

Taberna Badila está en la calle de la Cabeza 7, Madrid. Metro Tirso de Molina (L1). Teléfono: 914297651. Podéis echar un vistazo a la carta aquí.

Fotos: Madrid y yo.com

Previous post:
Next Post:

3 Responses to Taberna Badila

  1. Muriel dice:

    Qué preciosidad de azulejo!!!

  2. Amaia dice:

    lo probamos ayer y nos encantó! muchas gracias por los sitios q me estáis haciendo descubir!!!!!!!!!

  3. Fred Glen dice:

    Llevo muchos años viniendo a este lugar a comer, y si bien el servicio nunca ha sido excelente sí era amigable y la calidad de los platillos, con ese toque casero y con cariño, hacía que repitiera con cierta frecuencia. No obstante, la espectacular subida de precios del menú del fin de semana y el trato recibido deja mucho que desear.

    La casa no permite hacer reservas, si bien en muchas ocasiones nos habíamos citado un grupo de amigos para comer allí, el que primero llegaba pedía mesa y a partir de ahí iba llegando el resto.

    Hoy no fue exactamente así, pues llegué a las 14:10 mientras mis amigos venían de camino, llegarían unos 10 minutos más tarde. Había una mesa vacía para 4 y tras comentarlo me invitaron a sentarme. No había nadie más esperando en ese momento por tanto no había problema. Incluso me pedí una cerveza.

    Cuando estaban a punto de llegar los otros comensales, entró un grupo de 4 personas, y el propietario me preguntó si tardarían mucho más, le dije que estaban llegando, unos 5 minutos máximo. El propietario me “invitó” a levantarme y dejar la mesa libre para los recién llegados. Con mucha educación, pero el hecho es que al final me tuve que marchar.

    El trato me pareció totalmente inapropiado y fuera de lugar, máxime cuando eres ya cliente conocido de la casa.

    Entiendo que no se puedan hacer reservas, pero en qué lugar se ha visto que te levanten de una mesa en la que ya estás sentado. Es lamentable que la falta de miras de la propiedad ante estas situaciones les haga perder clientes de una manera tan absurda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

UA-58671525-1