Cafés
Category

  • La Fiambrera

    Hemos descubierto esta maravillosa tienda en Malasaña, paseando por la calle del Pez. En cuanto la vimos supimos que teníamos que entrar, tiene algo que llama la atención y la hace diferente, porque a pesar de que el barrio está repleto de tiendas de diseño, es difícil encontrar algo verdaderamente original. La Fiambrera es un espacio único, al mismo tiempo librería, tienda de objetos de diseño, galería de arte, café, bar y punto de encuentro para amantes del diseño y la ilustración. Su seña de identidad es el respeto a los creadores y el homenaje a la cultura popular.

    En La Fiambrera encontramos una cuidadísima selección de tesoros, desde libros de arte y novelas ilustradas a objetos de decoración y muebles, complementos, ropa vintage, cerámica, dibujos e ilustraciones y mucho más, todos obras de diseñadores independientes -la mayoría españoles- muy difíciles de encontrar en otras tiendas de Madrid. Detrás del proyecto se encuentran Maite y Ruth, dos museógrafas que dejaron su trabajo para embarcarse en esta aventura y crear el espacio con que soñaban. Es de lo más inspirador compartir un rato de conversación con ellas y contagiarse de su entusiasmo, de la pasión que ponen en lo que hacen y de su amor al arte. Pasaron más de un año investigando hasta encontrar cada uno de estos objetos, indagando en su historia, y seleccionando sólo lo más especial. Abrieron las puertas hace sólo mes y medio, pero el éxito ya es rotundo: han conseguido reunir varias marcas en exclusiva y representar a artistas como el genial Fernando Vicente, cuyas ilustraciones nos tienen completamente conquistadas.

    El cuidado de los detalles es lo que hace tan especial a esta tienda, cada uno de sus objetos habla por sí mismo y cuenta una historia que lo hace único. La Fiambrera está llena de cosas que nos llevaríamos a casa sin pensarlo dos veces, desde las ilustraciones y dibujos originales que lucen en sus paredes a los muebles de Antonio Serrano, que tras una vida dedicada al diseño ha creado Mad Lab, una pequeña empresa que crea objetos y mobiliario atemporal, cuidado, duradero y pensado para “hacernos la vida más amable”. También nos encantan las cerámicas ilustradas de Uhaala, las piezas de joyería de la arquitecta reconvertida en joyera Marta Fernádez de Lugo, las coloridas vírgenes pop de Props Malasaña, la ropa vintage de Rete Poino, las pajaritas BoB y un largo etcétera. Otro de nuestros hallazgos han sido los bolsos-joya de Lautem, una marca con una filosofía con la que no podríamos estar más de acuerdo.

    Maite Valderrama y Ruth López-Diéguez
    Maite Valderrama y Ruth López-Diéguez
    Maite Valderrama y Ruth López-Diéguez

    Para que te lo puedas tomar con calma mientras te deleitas con todo lo que esta tienda tiene que ofrecer, hay un pequeño café donde se puede desayunar, tomar el aperitivo o la merienda. Cuentan con una cuidada selección de vinos y cervezas artesanas, buen café y dulces caseros… Y también una selección de productos gourmet que te puedes llevar a casa, como los aceites y las conservas de la marca extremeña La Chinata o los chocolates San Pancracio. A nuestra cocina nos llevaríamos además todas las tablas de madera de David Santiago, hechas a mano con madera maciza y un acabado increíble.

    La trastienda de La Fiambrera esconde una sorpresa: una galería donde se exponen estos días las preciosas ilustraciones de Sonia Pulido, una artista a la que descubrimos en los libros “Caza de Conejos” de Mario Levrero y “El arte de la imperfección en la cocina“. También aquí encontrarás sus cerámicas ilustradas que son una verdadera maravilla, no te las piedas.

    Visitar una exposición, bucear entre tesoros, encontrar el regalo perfecto y tomar un buen café con un trozo de tarta… un buen plan para una tarde de invierno en Madrid, ¿no?

    La Fiambrera está en la calle Pez 7, Madrid.
    Metro Gran Vía (L1 y L5) y Noviciado (L2).
    Horario: de 10:30 a 14:30 y de 16:00 a 21:00. Sábados y Domingos de 12:30 a 21:00.
    Contacto: Facebook / 917046030.

    30 enero, 2015 • Cafés, Tiendas • Views: 13318

  • Il Tavolo Verde

    Il Tavolo Verde Madrid

    Il Tavolo Verde Madrid

    Il Tavolo Verde Madrid

    Il TAvolo Verde Madrid

    Il Tavolo Verde Madrid

    Il Tavolo Verde Panic Madrid

    Nuestro último descubrimiento se llama Il Tavolo Verde, un lugar muy especial, inclasificable, fascinante, único. Como buen tesoro se esconde en una calle poco transitada pero estratégicamente situada entre Cibeles y la Puerta de Alcalá, al lado de dos rincones a los que siempre apetece volver: el Retiro y el nuevo Museo Arqueológico Nacional.

    Nada más cruzar su puerta se percibe un un encanto inexplicable, y todo cobra sentido cuando Martina y Leo nos cuentan su historia. Esta pareja ha creado -con dosis infinitas de cariño, paciencia y buen gusto- un espacio a su medida donde dan rienda suelta a su creatividad y unen sus pasiones: la cocina, los viajes y los objetos antiguos. Eligieron una antigua tienda-taller que llevaba años cerrada y la transformaron en su segundo hogar, un espacio de encuentro acogedor donde comparten comida deliciosa, inspiración y los tesoros que encuentran en sus viajes por el mundo.

    Al entrar encontramos un café con varias mesas, una de ellas enorme, de madera, de esas que quisiéramos tener en casa, y un mostrador que parece de una pastelería de otra época, repleto de espectaculares bizcochos recién salidos del horno (nuestro favorito, el bundt cake de calabaza y chocolate). Abren las puertas de su “casa” de 10 de la mañana a 8 de la tarde y sirven desayunos, comidas y meriendas, platos dulces y salados que preparan cada día con ingredientes ecológicos y producto local, sobre todo verduras que traen de su propia huerta, en Guadalajara. Lo único que no preparan es el pan; viene a diario desde nuestra panadería favorita: Panic. Cocina casera, sana y sabrosa, fundamentalmente vegetariana y de temporada, por eso no tienen carta, sino que van adaptando los platos al momento. El adjetivo que mejor describe Il Tavolo Verde es “reconfortante”, en todos los sentidos…

    La trastienda esconde una sorpresa: una tienda de muebles y objetos antiguos que ellos mismos han encontrado a lo largo de toda Europa y restauran con una sensibilidad exquisita: mesas de madera, espejos, vajillas de porcela, cristalerías… Además, venden objetos de marcas especiales que ponen en valor lo artesanal, lo natural y las cosas hechas con calma, desde la lencería de La Costa del Algodón a los tés de Les Jardins de Gala, preciosos libros de cocina y cuentos ilustrados, o las flores de una de las floristerías más bonitas de Madrid: Fransen et Lafite.

    Cada visita se convierte en un momento de inspiración y disfrute. Un lugar al que sin duda siempre quedan ganas de volver.

    Il Tavolo Verde está en la calle Villalar 6, Madrid. Metro: Serrano (L4), Banco de España (L2) y Retiro (L2). Horario: de martes a sábado, de 10 a 20h. Cerrado domingo y lunes, y ¡atención! cerrado del 21 de noviembre al 2 de diciembre de 2014 porque Martina y Leo están recorriendo Europa en busca de nuevos tesoros. Contacto y reservas: 91 805 1512.

    Il Tavolo Verde Organic Cafe Madrid

    Il Tavolo Verde Organic Cafe Anticmarket Madrid

    Il Tavolo Verde Antic Market Madrid

    Il Tavolo Verde Cafe Vintage Organic Madrid

    27 noviembre, 2014 • Bares y Restaurantes, Cafés • Views: 19733

  • Ganz

    Ganz Cafe Bistrot Madrid

    Ganz Café Bistrot

    Ganz Cafe Bistrot Madrid

    Aunque no somos especialmente forofas de adoptar costumbres anglosajonas, tenemos que reconocer que eso de extender los desayunos al infinito nos encanta, y por eso siempre estamos atentas a los restaurantes que ofrecen brunch los fines de semana. Sin embargo, no es nada fácil encontrar lugares donde cuiden la calidad del producto, y en un espacio en el que te sientas cómodo y te invite a quedarte largo y tendido a contarse la vida en verso. En Ganz han conseguido todo esto y con creces; no en vano su nombre significa “bien hecho” en alemán. Y es que detrás de Ganz están dos socios procedentes de mundos lejanos a la hostelería y que se embarcaron en esta aventura porque echaban de menos en Madrid un lugar donde comer bien, donde se cuidaran los detalles y uno se sintiera como en casa. Nosotras teníamos muchas ganas de probarlo y la verdad es que ha superado nuestras expectativas.

    A primera vista, llama la atención la cuidadísima decoración, con suelos en damero y muebles en azul. También nos gusta la ubicación -en pleno corazón del barrio de Las Letras- y la gran cantidad de luz que entra por los enormes ventanales, pero sin duda lo mejor es la cocina.

    El brunch es sencillamente inmejorable. Comienza con un rico café y un zumo natural, seguido de una cesta de panes y bollos dignos de la mejor repostería francesa. Después, un plato principal a elegir entre 8 opciones, de las que os recomendamos sin duda los huevos benedictine, justo en su punto y con una salsa holandesa buenísima. Finalmente un yogur casero, que sabe a esos que hacían las madres cuando éramos pequeños. Todo por 18 euros, un precio muy adecuado teniendo en cuenta la calidad de los productos.

    Nos queda pendiente ir a comer de la carta, que consta de 20 platos sencillos pero basados en buenos productos y cocina de mercado y de temporada.  Nos han hablado maravillas, por ejemplo, de la burrata con aceite de trufa y albahaca fresca, del magret de pato con puré de manzana, y del cordero asado. Puede ser un lugar ideal para un cena especial, en un ambiente íntimo y a ritmo de una banda sonora que nos ha conquistado: jazz y bossa-nova. De hecho el local sólo cuenta con 11 mesas, para poder dar el mejor servicio y conservar un ambiente acogedor. Y por si todo esto fuera poco, la carta de vinos es corta pero muy pensada, con referencias de bodegas pequeñas difíciles de encontrar en tiendas, y que van renovando cada poco tiempo. Todo un aliciente para los amantes del vino deseosos de probar cosas nuevas.

    Volveremos sin duda, pero sobre todo gracias al buen trato y la atención, sin apresuranos y siempre con una enorme sonrisa, que para nosotras es lo esencial y algo que buscamos en todos los sitios que os recomendamos en el blog. Los dueños, Diego y Gonzalo, pueden estar orgullosos de este proyecto al que le auguramos mucho éxito. Además de restaurante, Ganz también esconde una sorpresa: una galería de arte en el sótano, que se puede alquilar para todo tipo de eventos.

    Ganz está en la calle Almadén 9, esquina con calle San Pedro, Madrid. Metro Atocha y Antón Martín (L1). Horario: de Martes a Sábados de 12:00 a 2:00 y Domingos de 12:00 a 18:00.
    El brunch se sirve sábados y domingos de 12:00 a 14:00h. A partir de Octubre ofrecerán también un menú de mediodía por aproximadamente 13 euros.
    Contacto: facebook / twitter / +34 911733937 / info@ganzcafe.com

    Ganz Cafe Bistrot Madrid

    Ganz Cafe Bistrot Madrid

    3 octubre, 2014 • Bares y Restaurantes, Cafés • Views: 7501

  • Martina Cocina

    Ya era hora… ¿verdad? Después de un mes de viajes y mucho trabajo volvemos a dar señales de vida, y os traemos una recomendación infalible, un sitio que es un 10: Martina Cocina.

    El café de Martina lleva menos de dos meses en la Plaza de Cascorro, por la que todos hemos pasado algún domingo de Rastro y donde no esperábamos encontrar algo así. Últimamente en Madrid parece que abren un café o un restaurante al día (muchos bonitos, y muy pocos buenos), pero La Latina estaba medio olvidada, de capa caída. Ahora parece que revive, seguramente por la onda expansiva de Lavapiés, que está imparable y es -desde hace tiempo- el barrio más interesante de Madrid.

    Nosotras llegamos hasta aquí gracias a la pista que nos dió Noemí, que conoce el barrio como nadie; vinimos el viernes pasado a comer y poco después volvimos a desayunar. El local es precioso, tiene unos ventanales enormes que ahora están siempre abiertos de par en par; se tiene la sensación de estar dentro y fuera a la vez, entre los árboles. Hay mucha luz, madera, cristal, ninguna estridencia, corre la brisita y huele a café, en fin, un lugar donde apetece estar. Es lo suficientemente grande como para venir y que haya siempre un hueco pero no tanto como para que no oigas a tu acompañante. Tiene varias mesas para dos y en el centro una mesa de madera enorme donde caben al menos diez, y que invita a imaginarse una cena con amigos a la luz de las velas.

    Más allá de las apariencias, lo que hace distinto a este lugar, único, es la comida, y el trato. A diferencia de tantos otros cafés “bonitos” que parecen de cartón piedra, aquí te sientes como en casa. Martina cuida cada detalle para que sea así, ella ha pensado, reformado y decorado el local, ella cocina y atiende, y nunca pierde la sonrisa. Es amable y sencilla, y desprende un entusiasmo contagioso. El tipo de persona que queremos tener cerca.

    Martina sirve desayunos, comidas, meriendas y cenas, non stop, de sol a sol. Comida sencilla y sin pretensiones, casera y reconfortante, sobre todo especialidades de su tierra, Argentina: empanadas, quiches, bocadillos y ensaladas, y por supuesto también dulces, tartas y alfajores. Entre semana tiene menú del día por 10,50€, con dos platos y postre o café. De momento en la carta no hay platos específicos para celíacos, pero si le avisáis antes de ir, os prepara algo a medida.

    Es un buen sitio para venir a solas (a leer o a trabajar, el wifi va incluído), en pareja o en grupo. Si queréis organizar una celebración, tenéis una mesa enorme y una sala en la parte de abajo que se presta a cumpleaños, reuniones y fiestecillas varias. Además, muy pronto Martina también tendrá terraza. Un lugar en el que te quieres quedar, y al que siempre dan ganas de volver.

    Martina Cocina está en la Plaza de Cascorro 11, Madrid. Metro La Latina (L5) y Tirso de Molina (L1).

    Horario: de 9 a 11:30 entre semana, el fin de semana hasta la 1 de la mañana, aproximadamente. Lunes cerrado. Podéis seguir a Martina en Facebook y Twitter, y escribirle a info@martinacocina.es

     

    16 mayo, 2014 • Bares y Restaurantes, Cafés • Views: 11417

  • Los Porfiados

    Vinimos a Los Porfiados porque nos habían hablado maravillas, y es que en los poco más de 4 meses que lleva abierto este restaurante en pleno corazón de Lavapiés ya ha conquistado a algunos de nuestros mejores amigos. Nada más entrar supimos que estaría en nuestro inventario: un ambiente distendido y amable, comida sencilla y sin pretensiones pero riquísima, y el local, que llevaba meses abandonado y al que han conseguido dar una nueva vida con poco presupuesto y mucho ingenio.

    Su curioso nombre, los porfiados, es una expresión muy usada en argentina que hace referencia a la “insistencia de una acción para el logro de un intento en que se halla resistencia”, y conociendo la historia de los cuatro socios que lo regentan, no podían haber elegido un nombre mejor. En realidad todo empezó a escasos metros del restaurante, justo en el local contiguo, en el espacio cultural La Bagatela, un lugar que da mucha vida al barrio donde organizan todo tipo de actividades, desde talleres de música, costura, yoga o infantiles a teatro o conciertos. Los cuatro socios -Uri, Fer, Santi y Viki- venían trabajando en esta asociación desde hace tiempo y siempre habían querido montar un restaurante, así que cuando vieron que el local de al lado se quedaba vacío no dudaron en poner cuerpo y alma para transformar un espacio desangelado en el restaurante más acogedor de Lavapiés. Su ilusión, esfuerzo y buen hacer se respira en el ambiente desde el momento en que cruzas su puerta.

    Pero lo importante es lo que sirven en el plato. Su cocina es casera, sencilla y sin pretensiones, hecha a mano y con mucho mimo. Tres de los cuatro socios son de origen argentino y se nota en la carta: matambre de vacuno, milanesas o empanadas argentinas. Esta vez pedimos la hamburguesa y no exageramos al decir que es de las mejores que hemos probado en Madrid. Los postres tampoco tienen desperdicio, así que acordaos de guardar un hueco para el final…

    El local es grande pero acogedor, tiene todo tipo de mesas para dos, cuatro y ocho personas (una redonda que es nuestra favorita, junto a la ventana) y al fondo un espacio inundado de luz con varias mesas para dos y una enorme, de madera antigua, donde dan ganas de quedarse a vivir. Este espacio también es genial para comidas y cenas de grupo (hasta veinte personas).

    Volveremos a menudo y seguro que vosotros también. 100% recomendado.

    Los Porfiados está en la calle Buenavista 18, Madrid. Metro Lavapiés (L3) y Antón Martín (L1). Horario: de Martes a Jueves de 17:30 a 0:30. Viernes y Sábados de 13:00 a 1:30 y Domingos de 13:00 a 0:30. Os recomendamos reservar mesa antes de ir llamando al 910842945. También podéis seguirles en Facebook y Twitter.

    28 febrero, 2014 • Bares y Restaurantes, Cafés • Views: 10528

  • La Fábrica

    Hace un par de semanas Madrid nos regaló un domingo radiante y nos lanzamos a la calle a disfrutarlo, primero en el Mercado de Motores (y casi morimos en el intento) y después curioseando por el Barrio de Las Letras. Cada vez que venimos descubrimos algo nuevo y es que el barrio está en plena metamorfosis, dejando atrás su pasado decadente para convertirse en uno de los más interesantes de Madrid. Nos perdimos por las callejuelas detrás del Caixa Forum y descubrimos un sinfín de tiendas y restaurantes en la calle de San Pedro y alrededores, de las que os iremos hablando poco a poco, pero vamos a empezar por el rincón que nos conquistó primero: La Fábrica.

    Este lugar es un hervidero cultural donde ocurren muchas cosas y se pierde la noción del tiempo, curioseando por la tienda y sus estanterías, repletas de objetos geniales y sobre todo libros de fotografía y arte; bajando las escaleras encontramos la galería, donde siempre se descubre algún artista interesante, y de nuevo arriba el café-restaurante que ellos llaman “la gastroteca”, un espacio luminoso, tranquilo y muy acogedor donde tan pronto desayunas, comes, meriendas (un café y un bizcocho espectacular) o cenas. Además tienen una escuela donde imparten cursos de gestión cultural y cada dos por tres abren sus puertas a quien quiera ir a conocer gente interesante, como el fotógrafo Pierre Gonnord el próximo lunes 25 de noviembre, a las 20h.

    ¿Y quién está detrás de todo esto? La Fábrica, una promotora cultural que lleva haciendo cosas interesantes desde 1995 -nada menos-, cosas en torno a la cultura contemporánea como PhotoEspaña, la revista Matador, el festival literario Eñe o la imprescindible notodo.com. Hasta mayo de este año tenían una libería pequeñita que pasaba desapercibida, pero su nuevo y flamante hogar es un espacio donde apetece venir y quedarse a pasar un buen rato, alimentando cuerpo y alma.

    La Fábrica está en la calle Alameda 9, Madrid [Barrio de las Letras]. Metro Atocha (L1). Horario: de lunes a sábado, de 10 de la mañana a 12 de la noche, domingo de 10 a 5. Contacto: 91 360 13 20, info@lafabrica.comFacebook y Twitter.

    22 noviembre, 2013 • Bares y Restaurantes, Cafés, Cultura, Tiendas • Views: 8405

  • Mistura

    Después de unas largas y merecidas vacaciones Madrid nos ha dado una “calurosa” bienvenida, así que nos hemos ido a celebrarlo con un buen helado. Aunque somos fieles a Alboraya (y por alguna extraña razón aún no está en el inventario, pero estará) esta vez nos lanzamos a ampliar horizontes y probar la nueva heladería de la que tanto hemos oído hablar: Mistura.

    Cuando ya pensábamos que todo estaba perdido con la invasión del yogur helado, llegan Carlos y Carmelo y nos dan una alegría. La gracia de esta heladería, lo que la hace distinta y especial, es la “mistura” de tu propio helado en el momento: eliges uno o dos sabores, varios ingredientes extra (frutos secos, fruta fresca, galletas o brownie, mermeladas caseras…) y te lo mezclan con destreza sobre una placa de granito helada. El resultado es un helado riquísimo, cremoso y nada empalagoso que sabe a helado de verdad. Tienen los sabores de siempre -pistacho, chocolate, yogur, vainilla, limón- y otros sorprendentes, como el de vino tinto con frutos rojos, que cambian cada cierto tiempo. Nos quedamos con ganas de probar el de café y el de limón con menta fresca y nueces de macadamia, pero seguro que no tardamos en volver… Si no sois tan amantes del helado, también tienen zumos y batidos con fruta fresca, de temporada, y desayunos y meriendas con buen café y té de comercio justo, yogur casero, tartas y galletas recién hechas.

    Nos han conquistado con su buen hacer pero también con su filosofía. En Mistura usan productos locales (como la leche y la nata, que vienen de una granja de la sierra de Madrid) o de comercio justo (como el café y el té) de primera calidad para preparar sus productos. Fabrican los helados de forma artesanal en su propio obrador, usan envases reciclables y al diseñar el local (de la mano de Madrid in Love) han usado madera reciclada y han tenido en cuenta criterios de eficiencia energética.

    Un descubrimiento que nos alegra la rentrée, sin ninguna duda. ¡A disfrutar!

    Mistura está en la calle Augusto Figueroa 5, Madrid. Metros Chueca (L5) y Tribunal (L1 y L10). Horario: todos los días de 10 a 22h, viernes y sábado hasta las 12 de la noche. Podéis seguirles en Facebook o contactar con ellos por email shop@misturaicecream.com o por teléfono: 91 755 63 91.

    [youtube=http://www.youtube.com/watch?v=GKEXoHPKo3U&w=480&h=360]

    30 agosto, 2013 • Cafés • Views: 7614

  • La Cantina del Matadero

    Fotos: madridyyo.com

    Teníamos ganas de hablaros del Matadero desde hace mucho tiempo, no sólo porque es un sitio donde siempre pasa algo interesante, también porque tiene un café-restaurante que nos encanta: La Cantina. En el Matadero hay dos cafés, este está justo al lado de la Cineteca (el único cine de no-ficción de Madrid) y es el sitio perfecto para hacer tiempo antes de la peli o comentarla después. Lo que un día fue la caldera del Matadero hoy es un espacio acogedor, con mesas de madera (grandes para compartir, y pequeñas, para dos), velas, flores, tocadiscos y sobre todo una iluminación perfecta. Sobre la cocina, no podemos decir nada que no hayamos dicho cuando os hablamos de Olivia Te Cuida, pero siempre apetece rememorar las delicias de una cocina 100% casera y natural. Todo está preparado en el momento y sabe espectacular. De hecho lo preparan in situ: desde arriba puedes ver la barra y cómo van montando los platos sobre la marcha a partir de unas suculentas materias primas.

    De entre todos los platos, nosotras sentimos especial debilidad por las pizzetas (5,50€), horneadas al momento (aunque son pequeñitas, te comerías dos, o tres…). Nuestra preferida lleva tomate seco, mozzarella, rucola y bresaola, aunque todas estan buenísimas. A mediodía puedes confeccionar tu plato combinado por 9,50€ eligiendo tres platos de la carta, o elegir uno de los platos del día. En la carta de bebidas tienen una pequeña pero digna selección de vinos, zumos de fruta natural o limonada casera.

    Pero lo que nos ha conquistado por completo es su terraza. Quizá porque nos recuerda un poco a la Kulturbrauerei de Berlín, o quizá por las ganas que tenemos (como si viviéramos allí) de un poco de sol y aire libre. Venid sin falta a ver una peli, a pasar las horas en el Matadero, a disfrutar.

    La Cantina está en la Plaza de Legazpi 8, Madrid. Horario de Martes a Viernes de 16 a 00:00 horas, y Sábados y Domingos de 13 a 00:00 horas.

    Fotos: madridyyo.com

    Fotos: madridyyo.com

    13 junio, 2013 • Bares y Restaurantes, Cafés • Views: 23836

  • Tipos Infames, Libros y Vinos

    Hace unos cuantos años, allá por 2007, nos fuimos un verano a Berlín y aquello marcó un antes y un después en nuestra vida o al menos, en nuestra visión del mundo. Entre otros muchos descubrimientos interesantes nos encontramos con un sueño hecho realidad, los “cafés literarios”.

    Entonces fantaseábamos con volver a Madrid (bueno, ganas de volver teníamos más bien pocas…) y encontrar aquí algo parecido, o incluso con la idea de ser nosotras las pioneras y montar una a nuestra manera.

    Aquel sueño se diluyó, pero de repente un día, a la vuelta de la esquina, nos topamos con unos Tipos Infames. Y nos enamoramos, claro, porque más allá de libros y buen café, tienen buen vino, honestidad y pasión por “sus labores”. Ellos hacen la selección de todo lo que venden, y se nota. Lo que hacen lo hacen bien, muy bien, y tan pronto te recomiendan EL libro o la botella que andabas buscando (lo supieras, o no), te preparan un café que te resucita, te montan un concierto, una exposición o una lectura de poemas. Y estas cosas nos pierden.

    Para nuestra alegría la idea germinó en Madrid y ya son varias las librerías donde preparan buen café y ocurren cosas geniales, cada una con su personalidad propia y su momento: el Café Italiana para el capuccino de los domingos o el aperitivo a media tarde (a la italiana, claro), La Infinito para los desayunos tardíos con música en directo o las meriendas antes de la filmoteca, La Marabunta para las tertulias, La Ciudad Invisible para perderse y encontrarse, Via Margutta para las citas à deux… Y Tipos Infames para beber, leer y disfrutar, y por supuesto: ver, y ser visto.

    Tipos Infames está en la calle San Joaquín 3, Madrid. Metro Tribunal (L1 y L10). Abre de lunes a sábado, de 11 a 15h y de 17 a 22:30h. Podéis seguirles en Facebook y Twitter, o contactar por teléfono en el 91 522 8939.

    30 mayo, 2013 • Bares y Restaurantes, Cafés • Views: 9333

  • Olive

    Abierto hace casi tres semanas, hemos conocido Olive, la última creación del equipo genial de Madrid in Love, los mismos que organizan las pop-up stores de las que ya os hablamos aquí. Y el resultado es precioso, como no podía ser de otra manera: un local pequeñito escondido en la calle Conde Duque donde se puede ir casi a cualquier hora del día a tomar un café o un té con crêpes o bizcochos caseros. Lo que más nos gusta es el ambiente acogedor que han conseguido, con la barra y las paredes de madera, que lo hacen perfecto para pasar horas charlando o a solas, leyendo un buen libro que puedes llevar o encontrar allí, porque tienen un montón de libros para ojear de diseño e ilustrados de esos que tanto nos gustan.

    Nos queda pendiente volver para probar sus bizcochos, los crêpes que tienen una pinta impresionante, o alguna de sus tartas caseras, como la mítica tarta tatín. Todo está cuidado al detalle, hasta las tazas donde te sirven el café o el té que no pueden ser más bonitas. No os perdáis este nuevo local, muy cerquita también del Centro Cultural de Conde Duque y del Museo ABC, dos sitios donde siempre hay algo interesante.

    Olive está en la calle Conde Duque 24, Madrid. Metro San Berardo y Noviciado. Horario: de Lunes a Jueves de 8:00 a 23:00, Viernes de 8:00 a 24:00, Sábados de 9:00 a 24:00, y Domingos de 9:00 a 23:00.

    2 mayo, 2013 • Cafés • Views: 10033

UA-58671525-1