Bares y Restaurantes
Category

  • La azotea de The Hat Madrid

    “Esta luz, este cielo, estas nubes, son el lujo de Madrid, su cosa más fina”.

    Josep Pla, Un dietario. Madrid 1921

    En primavera nos enamoramos un poquito más -si cabe- de Madrid, de su cielo y sus atardeceres sin fin, y buscamos incansables los mejores lugares donde disfrutarlo.

    Un lugar espléndido y aún no masificado es la azotea de The Hat, un hostel con mucho encanto que se esconde en una callejuela muy cerca de la Plaza Mayor por la que los madrileños no pasamos casi nunca: la calle Imperial.

    Este hostel ha dado una nueva vida a un edificio espectacular, un antiguo palacete del siglo XIX que llevaba años cerrado, y se ha convertido en uno de los sitios más bonitos e interesantes donde alojarse unos días en Madrid.

    “Siempre hay un lugar por descubrir, una persona por conocer y un rincón por recordar”; con este lema ¿cómo no nos iba a enamorar? Toda una declaración de intenciones que define a este espacio que va mucho más allá de ser un sitio donde alojarse, y es más que nada un punto de encuentro. Luminoso y acogedor, un lugar donde pasan cosas interesantes y en el que apetece quedarse, ya vivas en Madrid o vengas sólo a pasar unos días.

    Lo que más nos gusta de The Hat es su azotea, una terraza desde donde divisar los tejados de La Latina al atardecer. A diferencia de otras terrazas en hoteles de Madrid, aquí los precios son razonables y el ambiente poco pretencioso, se puede comer además de beber y organizan conciertos acústicos. Además los miércoles se celebran lasCenas en las alturas“, un encuentro en el que 40 comensales disfrutan de una cena preparada por los cocineros del restaurante TriCiClo.

    El espacio está abierto al público todos los días, de lunes a viernes desde las seis de la tarde, y el fin de semana todo el día hasta la medianoche. También lo alquilan para eventos y celebraciones privadas.

     
    The Hat Madrid
     
    www.thehatmadrid.com
    Calle Imperial 9, Madrid (Planta 6)
    Metro La Latina / Tirso de Molina
    Contacto 917 72 85 72 · Facebook
    Horario Lunes a viernes, de 18 a 23:30h – Sábado y Domingo, de 13 a 24h.

    29 mayo, 2015 • Bares y Restaurantes • Views: 42512

  • Caravana Street Food (Mercado Antón Martín)

    Seguimos descubriendo el Mercado de Antón Martín, un lugar fascinante a medio camino entre el Barrio de las Letras y Lavapiés. Hoy es el turno de un rincón acogedor donde hacer una pausa y comer algo rico: CARAVANA Street Food.

    Teníamos muchas ganas de conocerlo desde que Aida y Paula nos escribieron para contarnos su historia y su filosofía. Aida estudió Bellas Artes y es una enamorada de las cosas auténticas y hechas con las manos y Paula es una cocinera formada en las cocinas de algunos de los mejores restaurantes de Madrid, y entre las dos hacen un tandem perfecto. Se conocieron trabajando en un restaurante especializado en sándwiches y empezaron a soñar con su propio proyecto, un lugar donde pudieran cocinar y servir platos frescos y muy sabrosos y se pudiera viajar a través de los sabores y los sentidos. En lugar de montar un restaurante sobre ruedas -ya que en Madrid es toda una odisea- decidieron aparcar su CARAVANA en la planta baja del Mercado de Antón Martín, un lugar nada mediático pero muy especial.

    Con sus propias manos han reformado y decorado su espacio dentro del mercado y han conseguido crear un lugar cálido y acogedor donde apetece quedarse un buen rato. Es pequeñito y sólo da para comer sólo o en pareja, pero invita a relajarse y contarse confidencias mientras te comes un buen sándwich de pan casero y relleno delicioso.

    La carta es pequeña pero cualquier opción es una apuesta segura, todo está riquísimo: diferentes bocatas en los que varía el tipo de pan (hogaza, bagel, wrap) y que combinan perfectamente con su relleno, distintas combinaciones de ingredientes muy sabrosas y sorprendentes. Nos encantó el “sandwich cubano”, con carne de lomo de cerdo adobada en una mezcla de especias y zumo de lima y naranja, con queso, pepinillo y mostaza, y un pan crujiente y muy ligero. Hay una opción vegetariana súper apetecible, el “veggie en mollete de raza”, y pueden preparar comida para celíacos si avisas con antelación. Si prefieres, puedes llevártelo para comerlo en casa o al aire libre (el Retiro está a dos pasos).

    Por la mañana (a partir de las 11) y por la tarde sirven desayunos y meriendas con buen café, infusiones ecológicas y tartas y bizcochos caseros, y los sábados a la hora del vermú preparan tapas y platos para compartir.

    Además, mientras comes puedes disfrutar de las exposiciones de collage que lucen en sus paredes y van cambiando cada mes. Si te gustan tanto como a nosotras, puedes llevártelas a casa o regalarlas por un precio asequible a todos los bolsillos (unos 20 euros).

    El único “pero” es el horario del mercado: CARAVANA abre de lunes a viernes, de 11 a 21h, y sábados de 11 a 15:30. Los domingos está cerrado (aunque desde aquí hacemos una petición al mercado para que amplíe sus horarios… ¡nos haría muy felices!).

    Caravana Street Food
    Mercado de Antón Martín, Calle Santa Isabel 5, Madrid
    Metro Antón Martín (Línea 1)
    Contacto: caravanastreetfood@gmail.com // 672 103 697 // facebook
    Horario L-V 11:00 – 21:00 / Sábados 11:00 – 15:30
    Precio medio 10€ por persona

    20 febrero, 2015 • Bares y Restaurantes, Mercados • Views: 12065

  • Il Tavolo Verde

    Il Tavolo Verde Madrid

    Il Tavolo Verde Madrid

    Il Tavolo Verde Madrid

    Il TAvolo Verde Madrid

    Il Tavolo Verde Madrid

    Il Tavolo Verde Panic Madrid

    Nuestro último descubrimiento se llama Il Tavolo Verde, un lugar muy especial, inclasificable, fascinante, único. Como buen tesoro se esconde en una calle poco transitada pero estratégicamente situada entre Cibeles y la Puerta de Alcalá, al lado de dos rincones a los que siempre apetece volver: el Retiro y el nuevo Museo Arqueológico Nacional.

    Nada más cruzar su puerta se percibe un un encanto inexplicable, y todo cobra sentido cuando Martina y Leo nos cuentan su historia. Esta pareja ha creado -con dosis infinitas de cariño, paciencia y buen gusto- un espacio a su medida donde dan rienda suelta a su creatividad y unen sus pasiones: la cocina, los viajes y los objetos antiguos. Eligieron una antigua tienda-taller que llevaba años cerrada y la transformaron en su segundo hogar, un espacio de encuentro acogedor donde comparten comida deliciosa, inspiración y los tesoros que encuentran en sus viajes por el mundo.

    Al entrar encontramos un café con varias mesas, una de ellas enorme, de madera, de esas que quisiéramos tener en casa, y un mostrador que parece de una pastelería de otra época, repleto de espectaculares bizcochos recién salidos del horno (nuestro favorito, el bundt cake de calabaza y chocolate). Abren las puertas de su “casa” de 10 de la mañana a 8 de la tarde y sirven desayunos, comidas y meriendas, platos dulces y salados que preparan cada día con ingredientes ecológicos y producto local, sobre todo verduras que traen de su propia huerta, en Guadalajara. Lo único que no preparan es el pan; viene a diario desde nuestra panadería favorita: Panic. Cocina casera, sana y sabrosa, fundamentalmente vegetariana y de temporada, por eso no tienen carta, sino que van adaptando los platos al momento. El adjetivo que mejor describe Il Tavolo Verde es “reconfortante”, en todos los sentidos…

    La trastienda esconde una sorpresa: una tienda de muebles y objetos antiguos que ellos mismos han encontrado a lo largo de toda Europa y restauran con una sensibilidad exquisita: mesas de madera, espejos, vajillas de porcela, cristalerías… Además, venden objetos de marcas especiales que ponen en valor lo artesanal, lo natural y las cosas hechas con calma, desde la lencería de La Costa del Algodón a los tés de Les Jardins de Gala, preciosos libros de cocina y cuentos ilustrados, o las flores de una de las floristerías más bonitas de Madrid: Fransen et Lafite.

    Cada visita se convierte en un momento de inspiración y disfrute. Un lugar al que sin duda siempre quedan ganas de volver.

    Il Tavolo Verde está en la calle Villalar 6, Madrid. Metro: Serrano (L4), Banco de España (L2) y Retiro (L2). Horario: de martes a sábado, de 10 a 20h. Cerrado domingo y lunes, y ¡atención! cerrado del 21 de noviembre al 2 de diciembre de 2014 porque Martina y Leo están recorriendo Europa en busca de nuevos tesoros. Contacto y reservas: 91 805 1512.

    Il Tavolo Verde Organic Cafe Madrid

    Il Tavolo Verde Organic Cafe Anticmarket Madrid

    Il Tavolo Verde Antic Market Madrid

    Il Tavolo Verde Cafe Vintage Organic Madrid

    27 noviembre, 2014 • Bares y Restaurantes, Cafés • Views: 19737

  • Ganz

    Ganz Cafe Bistrot Madrid

    Ganz Café Bistrot

    Ganz Cafe Bistrot Madrid

    Aunque no somos especialmente forofas de adoptar costumbres anglosajonas, tenemos que reconocer que eso de extender los desayunos al infinito nos encanta, y por eso siempre estamos atentas a los restaurantes que ofrecen brunch los fines de semana. Sin embargo, no es nada fácil encontrar lugares donde cuiden la calidad del producto, y en un espacio en el que te sientas cómodo y te invite a quedarte largo y tendido a contarse la vida en verso. En Ganz han conseguido todo esto y con creces; no en vano su nombre significa “bien hecho” en alemán. Y es que detrás de Ganz están dos socios procedentes de mundos lejanos a la hostelería y que se embarcaron en esta aventura porque echaban de menos en Madrid un lugar donde comer bien, donde se cuidaran los detalles y uno se sintiera como en casa. Nosotras teníamos muchas ganas de probarlo y la verdad es que ha superado nuestras expectativas.

    A primera vista, llama la atención la cuidadísima decoración, con suelos en damero y muebles en azul. También nos gusta la ubicación -en pleno corazón del barrio de Las Letras- y la gran cantidad de luz que entra por los enormes ventanales, pero sin duda lo mejor es la cocina.

    El brunch es sencillamente inmejorable. Comienza con un rico café y un zumo natural, seguido de una cesta de panes y bollos dignos de la mejor repostería francesa. Después, un plato principal a elegir entre 8 opciones, de las que os recomendamos sin duda los huevos benedictine, justo en su punto y con una salsa holandesa buenísima. Finalmente un yogur casero, que sabe a esos que hacían las madres cuando éramos pequeños. Todo por 18 euros, un precio muy adecuado teniendo en cuenta la calidad de los productos.

    Nos queda pendiente ir a comer de la carta, que consta de 20 platos sencillos pero basados en buenos productos y cocina de mercado y de temporada.  Nos han hablado maravillas, por ejemplo, de la burrata con aceite de trufa y albahaca fresca, del magret de pato con puré de manzana, y del cordero asado. Puede ser un lugar ideal para un cena especial, en un ambiente íntimo y a ritmo de una banda sonora que nos ha conquistado: jazz y bossa-nova. De hecho el local sólo cuenta con 11 mesas, para poder dar el mejor servicio y conservar un ambiente acogedor. Y por si todo esto fuera poco, la carta de vinos es corta pero muy pensada, con referencias de bodegas pequeñas difíciles de encontrar en tiendas, y que van renovando cada poco tiempo. Todo un aliciente para los amantes del vino deseosos de probar cosas nuevas.

    Volveremos sin duda, pero sobre todo gracias al buen trato y la atención, sin apresuranos y siempre con una enorme sonrisa, que para nosotras es lo esencial y algo que buscamos en todos los sitios que os recomendamos en el blog. Los dueños, Diego y Gonzalo, pueden estar orgullosos de este proyecto al que le auguramos mucho éxito. Además de restaurante, Ganz también esconde una sorpresa: una galería de arte en el sótano, que se puede alquilar para todo tipo de eventos.

    Ganz está en la calle Almadén 9, esquina con calle San Pedro, Madrid. Metro Atocha y Antón Martín (L1). Horario: de Martes a Sábados de 12:00 a 2:00 y Domingos de 12:00 a 18:00.
    El brunch se sirve sábados y domingos de 12:00 a 14:00h. A partir de Octubre ofrecerán también un menú de mediodía por aproximadamente 13 euros.
    Contacto: facebook / twitter / +34 911733937 / info@ganzcafe.com

    Ganz Cafe Bistrot Madrid

    Ganz Cafe Bistrot Madrid

    3 octubre, 2014 • Bares y Restaurantes, Cafés • Views: 7501

  • Martina Cocina

    Ya era hora… ¿verdad? Después de un mes de viajes y mucho trabajo volvemos a dar señales de vida, y os traemos una recomendación infalible, un sitio que es un 10: Martina Cocina.

    El café de Martina lleva menos de dos meses en la Plaza de Cascorro, por la que todos hemos pasado algún domingo de Rastro y donde no esperábamos encontrar algo así. Últimamente en Madrid parece que abren un café o un restaurante al día (muchos bonitos, y muy pocos buenos), pero La Latina estaba medio olvidada, de capa caída. Ahora parece que revive, seguramente por la onda expansiva de Lavapiés, que está imparable y es -desde hace tiempo- el barrio más interesante de Madrid.

    Nosotras llegamos hasta aquí gracias a la pista que nos dió Noemí, que conoce el barrio como nadie; vinimos el viernes pasado a comer y poco después volvimos a desayunar. El local es precioso, tiene unos ventanales enormes que ahora están siempre abiertos de par en par; se tiene la sensación de estar dentro y fuera a la vez, entre los árboles. Hay mucha luz, madera, cristal, ninguna estridencia, corre la brisita y huele a café, en fin, un lugar donde apetece estar. Es lo suficientemente grande como para venir y que haya siempre un hueco pero no tanto como para que no oigas a tu acompañante. Tiene varias mesas para dos y en el centro una mesa de madera enorme donde caben al menos diez, y que invita a imaginarse una cena con amigos a la luz de las velas.

    Más allá de las apariencias, lo que hace distinto a este lugar, único, es la comida, y el trato. A diferencia de tantos otros cafés “bonitos” que parecen de cartón piedra, aquí te sientes como en casa. Martina cuida cada detalle para que sea así, ella ha pensado, reformado y decorado el local, ella cocina y atiende, y nunca pierde la sonrisa. Es amable y sencilla, y desprende un entusiasmo contagioso. El tipo de persona que queremos tener cerca.

    Martina sirve desayunos, comidas, meriendas y cenas, non stop, de sol a sol. Comida sencilla y sin pretensiones, casera y reconfortante, sobre todo especialidades de su tierra, Argentina: empanadas, quiches, bocadillos y ensaladas, y por supuesto también dulces, tartas y alfajores. Entre semana tiene menú del día por 10,50€, con dos platos y postre o café. De momento en la carta no hay platos específicos para celíacos, pero si le avisáis antes de ir, os prepara algo a medida.

    Es un buen sitio para venir a solas (a leer o a trabajar, el wifi va incluído), en pareja o en grupo. Si queréis organizar una celebración, tenéis una mesa enorme y una sala en la parte de abajo que se presta a cumpleaños, reuniones y fiestecillas varias. Además, muy pronto Martina también tendrá terraza. Un lugar en el que te quieres quedar, y al que siempre dan ganas de volver.

    Martina Cocina está en la Plaza de Cascorro 11, Madrid. Metro La Latina (L5) y Tirso de Molina (L1).

    Horario: de 9 a 11:30 entre semana, el fin de semana hasta la 1 de la mañana, aproximadamente. Lunes cerrado. Podéis seguir a Martina en Facebook y Twitter, y escribirle a info@martinacocina.es

     

    16 mayo, 2014 • Bares y Restaurantes, Cafés • Views: 11417

  • Los Porfiados

    Vinimos a Los Porfiados porque nos habían hablado maravillas, y es que en los poco más de 4 meses que lleva abierto este restaurante en pleno corazón de Lavapiés ya ha conquistado a algunos de nuestros mejores amigos. Nada más entrar supimos que estaría en nuestro inventario: un ambiente distendido y amable, comida sencilla y sin pretensiones pero riquísima, y el local, que llevaba meses abandonado y al que han conseguido dar una nueva vida con poco presupuesto y mucho ingenio.

    Su curioso nombre, los porfiados, es una expresión muy usada en argentina que hace referencia a la “insistencia de una acción para el logro de un intento en que se halla resistencia”, y conociendo la historia de los cuatro socios que lo regentan, no podían haber elegido un nombre mejor. En realidad todo empezó a escasos metros del restaurante, justo en el local contiguo, en el espacio cultural La Bagatela, un lugar que da mucha vida al barrio donde organizan todo tipo de actividades, desde talleres de música, costura, yoga o infantiles a teatro o conciertos. Los cuatro socios -Uri, Fer, Santi y Viki- venían trabajando en esta asociación desde hace tiempo y siempre habían querido montar un restaurante, así que cuando vieron que el local de al lado se quedaba vacío no dudaron en poner cuerpo y alma para transformar un espacio desangelado en el restaurante más acogedor de Lavapiés. Su ilusión, esfuerzo y buen hacer se respira en el ambiente desde el momento en que cruzas su puerta.

    Pero lo importante es lo que sirven en el plato. Su cocina es casera, sencilla y sin pretensiones, hecha a mano y con mucho mimo. Tres de los cuatro socios son de origen argentino y se nota en la carta: matambre de vacuno, milanesas o empanadas argentinas. Esta vez pedimos la hamburguesa y no exageramos al decir que es de las mejores que hemos probado en Madrid. Los postres tampoco tienen desperdicio, así que acordaos de guardar un hueco para el final…

    El local es grande pero acogedor, tiene todo tipo de mesas para dos, cuatro y ocho personas (una redonda que es nuestra favorita, junto a la ventana) y al fondo un espacio inundado de luz con varias mesas para dos y una enorme, de madera antigua, donde dan ganas de quedarse a vivir. Este espacio también es genial para comidas y cenas de grupo (hasta veinte personas).

    Volveremos a menudo y seguro que vosotros también. 100% recomendado.

    Los Porfiados está en la calle Buenavista 18, Madrid. Metro Lavapiés (L3) y Antón Martín (L1). Horario: de Martes a Jueves de 17:30 a 0:30. Viernes y Sábados de 13:00 a 1:30 y Domingos de 13:00 a 0:30. Os recomendamos reservar mesa antes de ir llamando al 910842945. También podéis seguirles en Facebook y Twitter.

    28 febrero, 2014 • Bares y Restaurantes, Cafés • Views: 10528

  • La Fábrica

    Hace un par de semanas Madrid nos regaló un domingo radiante y nos lanzamos a la calle a disfrutarlo, primero en el Mercado de Motores (y casi morimos en el intento) y después curioseando por el Barrio de Las Letras. Cada vez que venimos descubrimos algo nuevo y es que el barrio está en plena metamorfosis, dejando atrás su pasado decadente para convertirse en uno de los más interesantes de Madrid. Nos perdimos por las callejuelas detrás del Caixa Forum y descubrimos un sinfín de tiendas y restaurantes en la calle de San Pedro y alrededores, de las que os iremos hablando poco a poco, pero vamos a empezar por el rincón que nos conquistó primero: La Fábrica.

    Este lugar es un hervidero cultural donde ocurren muchas cosas y se pierde la noción del tiempo, curioseando por la tienda y sus estanterías, repletas de objetos geniales y sobre todo libros de fotografía y arte; bajando las escaleras encontramos la galería, donde siempre se descubre algún artista interesante, y de nuevo arriba el café-restaurante que ellos llaman “la gastroteca”, un espacio luminoso, tranquilo y muy acogedor donde tan pronto desayunas, comes, meriendas (un café y un bizcocho espectacular) o cenas. Además tienen una escuela donde imparten cursos de gestión cultural y cada dos por tres abren sus puertas a quien quiera ir a conocer gente interesante, como el fotógrafo Pierre Gonnord el próximo lunes 25 de noviembre, a las 20h.

    ¿Y quién está detrás de todo esto? La Fábrica, una promotora cultural que lleva haciendo cosas interesantes desde 1995 -nada menos-, cosas en torno a la cultura contemporánea como PhotoEspaña, la revista Matador, el festival literario Eñe o la imprescindible notodo.com. Hasta mayo de este año tenían una libería pequeñita que pasaba desapercibida, pero su nuevo y flamante hogar es un espacio donde apetece venir y quedarse a pasar un buen rato, alimentando cuerpo y alma.

    La Fábrica está en la calle Alameda 9, Madrid [Barrio de las Letras]. Metro Atocha (L1). Horario: de lunes a sábado, de 10 de la mañana a 12 de la noche, domingo de 10 a 5. Contacto: 91 360 13 20, info@lafabrica.comFacebook y Twitter.

    22 noviembre, 2013 • Bares y Restaurantes, Cafés, Cultura, Tiendas • Views: 8405

  • Gastrohome Micue

    Gastrohome Micue Cocina Clandestina La Latina Madrid

    Gastrohome Micue Cocina Clandestina La Latina Madrid

    Cuando sólo tenía 16 años, Miguel Ángel, o Micue (su nombre “artístico”) marca un número de teléfono y pregunta:

    -¿Se puede poner Juan Mari Arzak?

    Ante su sorpresa, Juan Mari se pone al teléfono y le dice que le llame en unos meses para concretar cómo podría ir de aprendiz al restaurante. Pasados esos meses, Arzak le decepciona diciendo que tiene todo ya organizado y que no va a ser posible. ¿Cómo reaccionaríais vosotros? Micue se presentó en San Sebastián para pedirle que el “no” se lo dijera a la cara. Y así fue como este cocinero, nacido en Majadahonda, con poco más de 16 años, se quedó durante un año y medio en las cocinas de uno de los mejores restaurantes de España. A partir de entonces Micue ha pasado por otras muchas cocinas, aprendiendo de los mejores, hasta decidirse emprender su propio proyecto por su cuenta. Primero como asesor de otros restaurantes y con el suyo propio, y ahora con una fórmula que a nosotras nos ha conquistado.

    Micue prepara comidas de lunes a viernes con un menú de mediodía que cambia cada semana según los productos de temporada por un bote común. Por la noche y los fines de semana, ofrece un menú degustación más largo y elaborado por también por una contribución (en torno a 38 euros) pero que sin duda merece la pena. Para venir, sólo tienes que llamar con al menos 24 horas de antelación y plantarte allí sólo o con amigos: caben hasta 14 personas en su casa. Y sí, efectivamente, todo esto ocurre en su casa, de ahí el nombre Gastrohome. Nos ha encantado porque es otra forma de experimentar menús muy elaborados de una forma asequible siguiendo un poco el estilo de las ahora tan de moda cocinas clandestinas, como la que ya os recomendamos aquí. Y Gastrohome tiene de especial el encanto tan increíble de la casa de Miguel Ángel, una casa en el barrio de La Latina al estilo de las antiguas casas a la malicia, cuya historia podéis leer en su web. Nada más abrir la puerta, te recibirá un espacio diáfano con toques de casa rural, una enorme mesa de madera que invita a pasar las horas comiendo, y una cocina abierta al comedor donde podrás ver cocinar en directo o cocinar tú mismo si te animas a probar alguno de sus cursos.

    Y es que, por si fuera poco, Micue también organiza cursos monográficos que van anunciándose en su web, también con productos en función de la temporada. Es precisamente así como nosotras, gracias a Irene y Elías, hemos conocido Gastrohome, haciendo un increíble y muy participativo curso monográfico de foie. Hemos aprendido muchísimo sobre un producto al que no sabíamos ni cómo meter mano, y los resultados de los platos (juzgad vosotros mismos) son espectaculares. Los cursos rondan los 45 euros, más que razonable para un curso de estas características.

    Desde Madrid y yo siempre os animamos a conocer Madrid de una forma diferente, alejada de los planes más típicos, y también apoyando a la gente creativa y emprendedora que se atreve con nuevas ideas para disfrutar de nuestra ciudad. Tanto si sois de los cocinitas como si simplemente queréis venir a dejaros “mimar” por los platos de Micue, ¡no os perdáis esta experiencia!

    Gastrohome Micue está en el barrio de La Latina (la dirección exacta la sabréis al reservar). Teléfono: 695261680. Podéis consultar sus menús en su web o a través de Facebook y Twitter.

    Gastrohome Micue Cocina Clandestina La Latina Madrid

    Gastrohome Micue Cocina Clandestina La Latina Madrid

    24 octubre, 2013 • Bares y Restaurantes • Views: 6910

  • Bar Lambuzo

    Fotos: madridyyo.com

    [English version below]

    Según el diccionario, lambuzo se refiere a un animal “que tiene el hocico largo” y en Andalucía se le llama así a quien disfruta del buen comer. No podía ser un nombre más adecuado para ese templo de la comida gaditana y andaluza en general situado en pleno centro de Madrid, entre Callao y Ópera. María, nuestra encantadora anfitriona, nos cuenta la historia que les ha traído hasta aquí hace tan sólo unos meses, la de una familia lleva toda una vida dedicada a la hostelería, siguiendo la estela de su abuelo que ya en el siglo pasado empezó con una confitería en el pueblo de Villamartín, en su Cádiz natal.

    En la cocina del Lambuzo están Pepe Moreno, su mujer y sus cuatro hijos y eso se nota desde el primer momento, porque desde que entras te sientes como en casa. Aquí todos son, o se hacen, amigos de esta simpaquitísima familia que le ha puesto toda la ilusión a este local: los hijos se han encargado de la decoración, que resulta acogedora, moderna y desenfadada y atienden las mesas con amabilidad a raudales, María es la encargada del diseño, de su genial web y las redes sociales, y los padres de familia están en los fogones, preparando todo tipo de delicias para chuparse los dedos. 

    Todo está buenísimo. Nos encantó la posibilidad de comer de tapas (que van desde los 2,50 a los 4 euros) o por platos (de 8 a 12 euros). Nos decidimos por las tapas para poder probar más cosas y nos fuimos más que satisfechas. Impresionantes las ortiguillas fritas, la exquisita mojama de Barbate con lima y pimienta (nunca hemos probado nada igual fuera de Cádiz), las croquetas caseras de rabo toro (una exquisitez), o el queso “pajarete” de Villamartín. Muchos de los platos, como las patatas fritas o el salmorejo, los preparan sin gluten así que los celíacos no tendrán que privarse de prácticamente nada. Tampoco os perdáis las tartas caseras que prepara una de las hijas, una delicia.

    Además, de martes a viernes tienen un menú del día por 10 euros que varía cada semana y se puede consultar aquí. Incluye una tapita como entrante, un plato principal casero (patatas con choco, ragú de ternera, arroz con almejas…) y un postre o café, estamos deseando escaparnos un día pronto del trabajo para poder probarlo…

    Todo está tan rico que quieres llevártelo a casa, y ellos lo saben. Lambuzo no es sólo un bar de tapas, también es una abacería, como un antiguo ultramarinos donde venden todo tipo de productos selectos. En su estantería encontramos delicias andaluzas para llevar a casa y seguir disfrutando: conservas de morrillo de atún, lomo de atún en manteca, regañás, caballa y melva en aceite de oliva, garbanzos y alubias de “La Pedriza”, vinagre de jerez, aceite, vinos… todo procedente de pequeños productores andaluces que la familia conoce desde hace años y de una calidad excelente. Es difícil decidir entre tantas cosas pero nos han contado que pronto empezarán a preparar cestas de regalo llenas de sus productos, nosotras ya sabemos qué le vamos a pedir a los Reyes Magos…

    Estos días de buen tiempo os recomendamos sentaros en la terraza, que da a una calle peatonal sombreada y si vais de noche reservad porque se pone hasta arriba. Si estáis pensando organizar una celebración, tienen una planta baja acogedora que se presta a reuniones privadas de hasta 30 personas. Ellos preparan el cátering y tú puedes llevar tu música… No se nos ocurre un mejor sitio para celebrar de tapeo un cumpleaños, una despedida, una tesis… en esta vida hay que celebrarlo todo.

    En definitiva, un trocito de Cái en Madrid donde os sentiréis muy, pero que muy bien. Gracias María, Pepe y a toda la familia Martín por hacernos sentir como en nuestra propia casa o mejor… ya estamos deseando volver.

    El Bar Lambuzo está en la calle de las Conchas 9, Madrid. Metro Callao (L3 y L5) y Ópera (L2, L5 y R). Cierra lunes, podéis consultar el horario aquí. Teléfono: 91 143 4862. También podéis seguirles por Facebook y Twitter.

    Fotos: madridyyo.com

    Fotos: madridyyo.com

    20 septiembre, 2013 • Bares y Restaurantes • Views: 8151

  • L’Artisan Furansu Kitchen

    Fotos: madridyyo.com

    Hoy os hablamos de un restaurante muy especial situado en el meollo del barrio de las letras: L’Artisan Furansu Kitchen. Es especial porque ha nacido de la ilusión y el buen hacer de cuatro emprendedores que a pesar de su juventud ya tienen un largo recorrido en cocinas como las del desaparecido restaurante “Toma” o “Le Garage”, porque ellos mismos se han encargado de la decoración del local y hasta han picado las bóvedas de la planta de abajo, y porque en los pocos meses que lleva abierto ya se ha merecido las buenas críticas de muchos referentes gastronómicos, como la de Federico Oldenburg, entre otros muchos.

    Y la verdad es que después de haber probado sus platos no podemos decir otra cosa más que todos los elogios se quedan cortos en este restaurante de inspiración francesa y japonesa. Los cuatro cocineros que regentan L’Artisan (el santanderino Javier Alonso, los franco-japoneses Stephane Shoji y Gohei Kishi y la ecuatoriana Gisella Herrera) han sabido combinar magistralmente todos estos orígenes y ha resultado una carta corta pero muy pensada y acertadísima. Nosotros probamos el ceviche de corvina con ají, cilantro y alga wakame, la tempura de sardinas que es uno de los platos estrella (recomendadísimo), el magret de canard con salsa “reforme” y compota de melocotón (espectacular!) y el butterfish en saikyo miso asado al horno, un pescado que se deshace literalmente en la boca. De postre, tomamos el mascarpone con dulce de leche, también buenísimo. Todo estaba tan rico y tan bien presentado que no podemos resaltar una cosa sobre el resto, ¡tendréis que venir vosotros mismos a decidiros! Los entendidos en vinos también apreciarán su gran variedad de vinos franceses muy bien escogidos, y un cóctel muy soprendente que no podéis perderos: el mojito japonés con sake y hierbabuena.

    Además, L’Artisan ofrece menús de mediodía por 14 euros, un precio increíble para lo bueno que está todo y la calidad de sus materias primas. Para los que no tenemos la suerte de trabajar por el centro, siempre nos quedará la opción de ir a cenar. El local tiene una planta de arriba con mesas pequeñas que tiene la cocina a la vista, pero lo que más nos ha gustado es el sótano de ladrillo visto y con los techos abovedados, que es un escondite fresquito en mitad del bullicio de Huertas. Y si no, también podéis acercaros a tomar alguno de sus cócteles a la barra, ya que abre hasta las 2 de la mañana.

    L’Artisan-Furansu Kitchen está en la calle Ventura de la Vega 15, Madrid. Metro Sevilla (L2). Horario: de Martes a Sábado de 13:00 a 17:00 y de 20:00 a 2:00. Precio medio 25 euros. Podéis contactar con ellos por teléfono 91 420 31 72, Twitter o Facebook.

    Fotos: madridyyo.com

    Fotos: madridyyo.com

    6 septiembre, 2013 • Bares y Restaurantes • Views: 6469

UA-58671525-1