Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

[English version below]

Estos días en Madrid hemos rozado los 40 grados y el cuerpo nos pedía una cosa: huir. A falta de valor, hemos pasado al plan B: sobrevivir. Cuando se vive en el centro en un piso que parece un horno, sin coche ni piscina (y las públicas no son una opción, por salud mental) una buena idea es acercarse al templo. El parque del Templo de Debod, a dos pasos de la Gran Vía, da la impresión de estar en otro mundo. Este es, sin ninguna duda, un lugar único… no sólo por el templo egipcio que le da nombre y que trajeron piedra a piedra desde el Valle del Nilo allá en los setenta, tan marciano como fotogénico, también por otros motivos de peso. Aquí descubrimos una de las mejores panorámicas de Madrid (que va desde el Palacio Real y la Almudena a la Casa de Campo y se pierde en la sierra) y unas puestas de sol espectaculares… además de otras cuestiones más terrenales, como un césped impecable que invita a quedarse un buen rato, sobre todo al lado del surtidor de agua que consigue bajar la temperatura hasta hacerla soportable. Llamad a vuestros amigos, preparad la cesta, montad aquí un picnic al atardecer… y comprenderéis de dónde viene el famoso “de Madrid al cielo”.

El parque del Templo de Debod está en la calle Ferraz 1, Madrid. Siempre abierto, aunque el mejor momento es el atardecer. Imprescindible cámara de fotos, recomendable cesta repleta de cosas ricas y manta para un buen picnic… encontraréis algunas ideas aquí, aquí y aquí.

These days we’ve been dealing with almost 40 degrees in Madrid and just one thought crossing our minds: going far, far away. We didn’t dare so we moved to plan B: trying to survive here. When you live in the city center in a small flat that feels like an oven, with no car or pool to help, a good idea is going to the “templo”. This park, known as “Templo de Debod”, is just a short walk from Gran Via, but feels like a complete different world. This is, no doubt, a unique place, a treasure… not only because of its egyptian temple, brought here piece by piece from the Nile valley back in the ’70s, but also for other good reasons. Here we contemplate one of the best sights of the city (one that goes from the Royal Palace to Casa de Campo and gets lost in the mountains) and stunning sunsets… there’s also some practical issues, like a perfect lawn that invites to stay for a while, specially near the water that lowers the temperature, making it bearable. Bring your camera, call your friends, bring some delicacies and improvise a picnic here in the late afternoon… you’ll definitely know what “de Madrid al cielo” means.

The Templo de Debod is located in calle Ferraz 1, Madrid. Always open, 24/7, at its best at sunset. Ideas for picnics here, here and here.

About these ads